Saltar al contenido
Serie de ficción

Sin cuartel

Héctor Beltrán

Fotograma de Sin cuartel

Sinopsis

Vallecas, verano 1992. Julia (19) está enamorada del cantante afroamericano Bobby Brown, aunque solo es platónico, porque quien de verdad le ha robado el corazón es Robert (21), el hijo del sargento Kerry de la base militar de Torrejón de Ardoz. Se conocieron en el Stone’s, la discoteca de moda que ametralla con los sonidos que llegan de USA, el R&B, Funk y Rap de Kool Moe Dee, Public Enemy, Bobby Brown, Ll Cool J o Run DMC. Pero la realidad de Julia es distinta a la modernidad de la base de Torrejón: vive en un piso de 55 m2 en Vallecas con su padre, Emilio (44), desde que decidieran trasladarse y no volver a vivir en el cuartel de la guardia civil.

Y una noche lo cambiará todo para siempre. Dani (21), el primo de Julia y su referente vital, aparece muerto bajo el puente del río Torote, entre la valla de la base militar y un descampado que pertenece a Torrejón de Ardoz, es decir a España. Todo apunta a que es un suicidio, en su autopsia han encontrado multitud de drogas, y los militares americanos, ante las evidencias, quieren cerrar el caso cuanto antes.

Sin embargo, Julia no entiende nada, ¿su primo quería suicidarse? Investigando un poco en la vida de Dani, Julia descubre que se trata de un crimen homófobo, por la condición sexual de Dani. Frustrada por las trabas burocráticas de los americanos, Julia está decidida a saber qué pasó, y para ello, consigue un trabajo dentro de la base militar. Está convencida de que el asesino de su primo, está ahí dentro.

Proyecto

La Stone’s nace como discoteca al calor de la base militar de Torrejón de Ardoz. Son los hijos de los militares americanos los que traen, a través de discos y ropa importados, una cultura de base: el hip hop. Torrejón de Ardoz se convierte, desde 1953, en una base militar aérea donde opera el ejército americano. De ahí que a Torrejón se le llamara Torrebronx. Y a mí, Gabi, me encantaba.

Durante el verano de 1992 entré tres veces al Stone’s. Y las tres veces me flipó. Entrar allí era como aparecer en las calles del Nueva York de las películas. La música, la ropa, los peinados… todo era de otro mundo para unos chavales de Vallecas.

Sin embargo, la cosa duró poco. En el 1992, año clave en España por las Olimpiadas, la Expo y el futuro de la UE debido al tratado de Maastrich, fue cuando los americanos se retiraron de la base. Ellos se fueron, pero dejaron una cultura (el hip hop), una música (el rap), un baile (el breakdance) y un movimiento urbano (el grafitti) que abonaron las generaciones españolas futuras.

Esto se lo conté a Héctor, mi pareja profesional, y empezamos a pensar en cómo expresar ese contexto y esas sensaciones. Y ahí empezó a crearse Sin Cuartel. Un thriller de 8 capítulos de 50 minutos con el que queremos subvertir las “reglas” de los thrillers clásicos en los que siempre la víctima es una adolescente o mujer y casi siempre investigan los hombres. Por eso, aquí muere Dani y no Julia.

Así que ya teníamos trabajo: hacer que esos dos mundos; los americanos, la base USA, el rap, la modernidad, por un lado, y la España cañí (aunque aparentemente moderna), el rock urbano y la guardia civil, por otro, colisionasen. En definitiva, Sin Cuartel es un thriller shakespeariano con sabor a cheeseburguer y patatas bravas.

Sobre el Residente Héctor Beltrán

Fotografía de Héctor Beltrán

Como pareja creativa, Gabi y Héctor llevan trabajando juntos desde el año 2017 y han creado y desarrollado las series Ronda Sur (desarrollada por À Punt), Ultratumba (Mejor Digiserie en Conecta Fiction 2019), Historias del Palmar (Ayuda escritura IVC, DAMA Ayuda 2019 y I Pitch Foro GAC), Sin Cuartel (Seleccionada al IPI LAB de Iberseries 2021 y en las Residencias de la Academia de Cine) y Sin Huellas (Amazon Original), creada y escrita junto a los showrunners Carlos de Pando y Sara Antuña, producida por Zeta Studios para Amazon Prime Video.

Por su lado, Gabi Ochoa es coguionista y director del largometraje El amor no es el que era (2013), protagonizado por Alberto San Juan, Blanca Romero, Nicolás Coronado y Aida Folch. La película clausuró el XVI Festival de Cine Español de Málaga. Como dramaturgo y director destaca el montaje Las guerras correctas (2015) que relata la entrevista que Gabilondo le hizo en 1995 a González en TVE actualmente adaptándose al cine. Ha trabajado en desarrollo de proyectos para las productoras Big Bag Media, DLO Producciones, Medusa producciones y Endora Producciones, entre otras.

Y Héctor Beltrán ha sido guionista en Tuiwok Studios, 2btube, La peluquería, El Acabose de José Mota y Mercado Central. Su guion de largometraje Golfistas fue seleccionado en el V Pitching Foro GAC, en Madridcrelab 2019, en el VLC Pitch Foro 2019 y finalista en el III La Traca 2019. Su proyecto de serie Nunca te olvidaremos fue seleccionado en el Pitching Foro GAC, VLC Pitch Foro, I+P Ideas para producir. Su proyecto de serie Perder el tiempo (IsLABentura 2021) ganó el premio Pitch Clips en lo Conecta Fiction en 2021.

Residentes

Otros residentes

Conoce a los 27 seleccionados que desarrollaron sus proyectos con el asesoramiento de destacados cineastas en la sede de la Academia.

Ver todos los Residentes

Lois Patiño
Lois Patiño
La nube del no saber