Saltar al contenido
Largometraje de ficción

Cantando y desnudo

Belén Sánchez-Arévalo

Fotograma de Cantando y desnudo

Sinopsis

Un anciano desaparece en la casa de baños pública a la que acudía cada semana para darse una ducha. Solo Samir, el encargado de la limpieza de las instalaciones, parece preocuparse por el paradero del hombre. Él fue el último que lo escuchó cantando en la ducha y es imposible que se marchara desnudo. Entre sus pertenencias, hay una invitación de boda en la que pone “Para papá”. Intrigado y sobre todo con la necesidad de encontrar a alguien al que le importe el destino de ese hombre, Samir se presenta en la ceremonia. Mientras los novios bailan en medio de la pista, una mujer sentada en una mesa, olvidada por el resto de invitados, llama su atención. Es Eva, una de las hija del anciano y hermana del novio. Hace casi veinte años que no sabe nada de su padre. Pero allí, en medio del baile, una conexión comienza a surgir entre Eva y Samir, impulsándolos a investigar juntos el misterio detrás de la desaparición del anciano.

Proyecto

Hace algunos años paseando por el centro de Madrid nos cruzamos con una de estas casas de baño. Son lugares públicos donde acuden todo tipo de personas para el aseo diario. “El tiempo de agua está limitado a veinte minutos. Imprescindible llevar toalla y jabón”. Esas son las principales normas para darse una ducha en una de esas instalaciones. En ese momento, delante de la fachada de la casa de baños, decidí guardar ese sitio en mi memoria para un futuro proyecto. Un lugar cargado de historias y de personajes que podrían ser el germen de un guion algún día. Bajo una historia de suspense, amor, comedia y drama, se esconderán muchas capas de emociones humanas, como la soledad, la muerte, la culpabilidad o el fracaso. Pero a lo largo de la historia no todo serán sombras sino que habrá espacio para la luz de los personajes.

Al tratarse de mi primer largometraje como directora me hace especial ilusión poder volcar en el proyecto todos esos territorios que aún no he explorado dentro de mí misma, dejarme fluir a través de la dirección para ver hasta dónde soy capaz de llegar. Intentaré contar con la ayuda de actores profesionales y no profesionales para dar forma a una película realista y surrealista al mismo tiempo, donde la comedia gane la batalla al drama de los personajes provocando sonrisas en el espectador.

Sobre el Residente Belén Sánchez-Arévalo

Fotografía de Belén Sánchez-Arévalo

Belén Sánchez-Arévalo es guionista de cine, licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid.

Guionista del largometraje Josefina, dirigido por Javier Marco, que se estrenó en el festival de San Sebastián en la sección de nuevos directores en 2021. Su segundo guión de largometraje, también dirigido por Javier y actualmente en preproducción, A la cara, está basado en el corto con el mismo nombre en el que Belén fue guionista y que resultó ganador del premio Goya a mejor cortometraje en 2021. En el mundo del corto ha sido también guionista de los trabajos Amianto, Muero por volver, Uno, El vestido, Ella, Classmate, Casitas o Voluntario entre otros muchos. En 2020 crea, junto a Javier la productora Langosta Films SL para desarrollar sus futuros proyectos.

En la tierra (título provisional), será su tercer guion de largometraje como guionista pero el primero al que se enfrentará cómo directora. Vivir semanas de rodaje desde la dirección sin una experiencia en carne propia es demasiado arriesgado, por lo que el próximo año dirigirá su primer cortometraje, La muerte de un ratón.

Residentes

Otros residentes

Conoce a los 26 seleccionados que desarrollan sus proyectos con el asesoramiento de destacados cineastas en la sede de la Academia.

Ver todos los Residentes

Teo Guillem
Teo Guillem
Siameses