Saltar al contenido
Largometraje documental

La memoria de los árboles

Maite Vitoria Daneris

Fotograma de La memoria de los árboles

Sinopsis

Carmelo (maestro jubilado de 72 años) en su jardín, frente a una gran mesa de roble recién construida, creará un libro pop up y al final del verano, reunirá a todos sus antiguos compañeros del internado en el que estuvo como religioso para compartir su historia.

La película, es un retrato íntimo desde un jardín dibujado por Carmelo y por su experiencia vital, para conocer al mismo tiempo la historia de esta generación de hombres y mujeres que ingresaron en órdenes religiosas católicas en España y que años después, abandonaron la institución para crear su propia familia.

Proyecto

La idea de hacer esta película nació del impacto que supuso para mí descubrir, cuando era adolescente, que mis padres cuando se enamoraron pertenecían a una institución religiosa católica; siendo en aquel momento mi padre un seminarista preparándose para ser sacerdote y mi madre una monja. Y de un sueño; el que tuve mientras escribía esta película al visualizar el confesionario en el que mi padre había compartido sus sentimientos mas íntimos cuando era adolescente y que yo transformaba (en mi sueño) en una gran mesa de madera para en diálogo y el encuentro al aire libre en nuestro jardín.

Lo que más me interesa mostrar a través de la creación de esta película es el itinerario transformador, desde una adolescencia y juventud marcadas por las penurias y una vocación religiosa crudamente impuesta por el fascismo de la época, hasta una vida adulta en familia donde florecen la creación de valor y la belleza, en contacto con la naturaleza y con otros seres humanos. Estos son los elementos narrativos principales para crear el contraste que provocará el conflicto y la tormenta perfecta de esta película.

¿Dónde se mostrará en la película este conflicto vivido y la conclusión con la cristalización de la creación de un hogar y de una educación libre de los hijos?

Mi padre va a encerrarse durante unos meses en nuestra casa familiar en la Aldea para crear un libro de arte Pop Up que él mismo construirá con sus manos. A través de la película vamos a poder vivir junto a él este proceso creativo, durante el que va a llamar a sus compañeros, hacerles preguntas a viva voz, recopilar materiales y recuerdos para hacer cientos de dibujos y convocar así a la memoria colectiva desde su jardín, a través de la elaboración de este libro de arte. Nuestra casa de piedra familiar que hemos rehabilitado en la Aldea será el escenario principal del rodaje y la mesa de madera en el jardín el lugar en el que mi padre va a construir el libro y desde el que podremos seguir el proceso de creación.

La historia se desvelará al final de la película cuando mi padre compartirá el libro. A través del arte y la belleza de desplegar sus páginas ante el grupo de compañeros del internado religioso invitados junto con sus mujeres a una comida en el jardín,  mi padre revelará su historia.

La memoria de los árboles está en fase de desarrollo en el programa de Residencias de la Academia de Cine con el asesoramiento de Sergio Oksman y Montxo Armendáriz.

Sobre el Residente Maite Vitoria Daneris

Fotografía de Maite Vitoria Daneris

(Madrid, 1978). Directora y productora. A lo largo de una vida dedicada al cine documental, he podido colaborar y formarme durante años con cineastas, proyectos cinematográficos y de Arte, primero en Italia y ahora en España.

Desde mis primeros cortometrajes, estas experiencias me han formado y me siguen haciendo crecer como cineasta y como artista visual. Mi trabajo se centra en la observación de la vida cotidiana y en abrir los límites de la realidad para hacer entrar en escena al azar y crear una narración dramática y poética.

La experiencia más importante de mi trayectoria ha sido producir y dirigir durante siete años en Italia, mi primer largometraje documental El lugar de las fresas (tráiler). La película tuvo su estreno en el Torino Film Festival en 2013 donde ganó sus primeros dos premios como mejor película, el gran premio del jurado en el Festival del Cine Italiano en Annecy y mejor largometraje en el festival de Alcances en España en 2016. Participando en festivales en Italia, España Francia y Marruecos, a través del Instituto Cervantes recorrió en 2017 más de 23 ciudades del mundo y fue traducida a cuatro idiomas más.

En 2019 ha sido elegida para formar parte del listado de 100 películas para estudiar en las aulas, en el primer Documento marco de Cine y Educación impulsado por la Academia de Cine en España (disponible aquí). Alrededor de sus diferentes viajes y encuentros con el público la experiencia de El lugar de las fresas me enseñó cómo el cine puede crear magia.

Desde hace tres años trabajo en el desarrollo de mi nueva película La memoria de los árboles que actualmente forma parte del programa de residencias de la Academia de Cine.

Residentes

Otros residentes

Conoce a los 21 seleccionados que desarrollaron sus proyectos con el asesoramiento de destacados cineastas en la sede de la Academia.

Ver todos los Residentes

CESAR ESTEBAN ALENDA 1 ©Alberto Ortega, cortesía de la Academia de Cine
César Esteban Alenda
Waka Waka